[…]Introducción

A la construcción de un relato funcional a los intereses de los poderes fácticos que históricamente han conducido nuestros países se suma el comportamiento de la mayoría de sujetos políticos que emprenden solo aquellas acciones que pueden abonar a su “positiva “imagen personal, la cotidianidad de su gestión consiste en generar golpes de imagen con el objetivo de alargar el mayor tiempo posible su permanencia en el cargo o acceder a uno superior. Igual que en Hollywood o Broadway siempre están en busca de fama y/o fortuna, buscando permanentemente la forma de acomodarse en posiciones de privilegio que les permitan mejorar su situación personal, procuran poder para alimentar su ego o sus bolsillos.

Es que la política como la farándula está plagada de vanidad, de egos exacerbados y, también, de complejos de inferioridad. Los recintos legislativos son espacios en los que se puede con facilidad comprobar lo aseverado porque en la práctica se constituyen en un gran teatro de la democracia representativa en el que actores consumados pretenden mantener vigencia y los de reparto buscan ganar protagonismo; la única forma de lograrlo es atrayendo a las cámaras para que se transmita su imagen a través de los medios de comunicación con el objetivo de posicionarla en el “top of mind” de la población.

El político que pretenda ser mediático debe funcionalizarse a los intereses de quienes controlan los medios de comunicación o, caso contrario, estar dispuesto a convertirse en la pequeña dosis de confrontación que demanda el show para atraer audiencia y elevar los ratings de sintonía. Sin embargo, si el perfil del confrontador crece demasiado en esos mismos espacios se hará lo necesario para deslegitimar su vocería nuevamente con medias verdades o mentiras completas.

Quienes confrontan al statu quo generalmente son atropellados por los otros, su código de valores es disonante en un mundo en el que creer en el “juego limpio” es una ingenuidad, sus postulados pueden ser ignorados porque se los considera en extremo idealistas y poco congruentes con lo que dicen las encuestas en relación a las percepciones ciudadanas.

CONTINÚA CON TU LECTURA EL PRÓXIMO LUNES…

Publicado por

AXEA65

Yo soy hecho en Ecuador. Soy de razón y de pasión de soñar y realizar. Asambleísta Nacional. Función anterior: Ministro de Educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s